Caracas. El vicepresidente del Área Económica de Venezuela, Rafael Ramírez, consideró la reciente adjudicación de dólares por parte del Sicad como un éxito, ya que la reducción de las divisas subastadas se debió a una estricta fiscalización que permitió reducir el número de empresas solicitantes, las que habrían presentado irregularidades según explicó el secretario de Estado.

El número de compañías que entregó solicitudes a la banca pública fue de 1.175 empresas, a las que se les aplicó un “filtro” y terminaron beneficiadas sólo 785 compañías.

“Fíjense”, explicó el funcionario, “hubiésemos gastado US$440 millones; depurando ésto, vimos que solamente US$222 millones eran los que requerían las empresas para su producción, y esto es lo que va a venir pasando de ahora en adelante”.

Consultado en torno a la posibilidad de que eso sea leído como escasez de divisas, Ramírez dijo: “No, porque yo tengo los US$440 millones ahí”.

“En esta ocasión vimos qué empresas no están involucradas en ilícitos cambiarios, qué empresas estaban o no con sus declaraciones al día, qué empresas están suspendidas; porque nosotros estamos depurando el registro que había en Cadivi y qué empresas ya tienen suspensiones por Cadivi ”, destacó.

Subrayó que fueron firmes con un conjunto de condiciones, como la fianza de fiel cumplimento y los contratos que están firmando las empresas: “No vamos a dar un dólar más si las empresa no firman contratos”.