La Central Obrera Boliviana (COB) aceptó este sábado la oferta del presidente Evo Morales de un aumento salarial de 8% para este año, mientras que los empresarios privados calificaron de "irracional" el incremento.

La mayor entidad sindical del país aceptó un incremento de 8% al salario básico y de 20% al salario mínimo nacional, con lo que este último subirá de los US$144 actuales a US$172, dijo a Efe un dirigente de la COB, Octavio Urquizo.

El sueldo medio en Bolivia ronda los US$590.

En un acto en la región andina de Potosí, el presidente Morales ponderó este sábado, por su parte, el acuerdo alcanzado con los sindicatos que, según dijo, permitirá un "cierto equilibrio entre la inversión y el incremento salarial".

Morales informó anoche a los medios sobre la oferta planteada a los líderes de la COB y dijo que se hizo un "esfuerzo" para mejorar los incrementos de este año, que inicialmente eran de 6% al salario básico y de 10% al mínimo nacional.

Los sindicatos habían pedido al Gobierno un salario mínimo de US$1.264 mensuales, pero el mandatario explicó que atender tal exigencia demandaría un gasto de US$4.204 millones que no podría cubrirse ni con todo el presupuesto para la inversión pública este año, que asciende a 3.752 millones.

El gobernante también recordó este viernes que en 2012 la inflación fue de 4,5 % y pidió a los empresarios "hacer un esfuerzo por los trabajadores".

En declaraciones a Efe, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Daniel Sánchez, afirmó que los porcentajes de aumento acordados entre el Gobierno y la COB son "irracionales en un país donde el 85% de las empresas son micro, pequeñas y medianas".

"El propio presidente ha dicho que esas son las empresas que más van a sufrir. Si fueran las menos, sería interesante, pero en este caso son las más, las que dan mejores empleos y las que van a sufrir directamente este impacto", dijo el representante de la mayor patronal de Bolivia.

Agregó que con medidas de este tipo, pareciera que se busca alentar la informalidad en Bolivia.

Sánchez también criticó a la COB que, según dijo, "no tiene principios" porque sus dirigentes "han ido a negociar algo que era irracional" para finalmente aceptar "cualquier propuesta".

"Lo único que han conseguido es que se aumente una porción mínima y lo que han conseguido es arruinar al sector productivo en este país", añadió.

La COB continuará dialogando con el Gobierno sobre otras demandas que quedaron pendientes de atención.