Madrid. Los sindicatos españoles realizaron marchas por toda España este sábado para protestar contra las medidas de ahorro anunciadas por el gobierno y amenazaron con una huelga general si las autoridades no dan marcha atrás con un plan para subir la edad de retiro.

Los sindicatos, que ya realizaron una huelga general en septiembre, están preocupaciones por los planes del gobierno para elevar la edad de retiro de 65 a 67 años, como parte de una serie de reformas para calmar las preocupaciones de los mercados sobre sus finanzas.

"Sesenta y siete es el límite para un acuerdo o no (...) (si el plan continúa) habrá una huelga general y será en enero", dijo Ignacio Fernández Toxo, secretario general de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras.

Miles de personas desafiaron el frío en Madrid como parte de una serie de manifestaciones pacíficas contra las reducciones de gastos, una reforma a las leyes laborales y otras medidas para reducir el alto déficit del país.

Sin embargo, los sindicatos han tenido dificultades para reunir un amplio apoyo público y, el viernes, el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió seguir adelante con las reformas a las pensiones.

España, la cuarta mayor economía de la zona euro, está bajo fuerte vigilancia de los mercados internacionales, que están apostando sobre si se verá forzada a solicitar un rescate de la Unión Europea luego de que Irlanda recibió 85.000 millones de euros (US$113.000 millones) en noviembre.

A pesar de que España ha recortado el gasto y prometido más reformas, la calificadora de riesgo Moody's puso la nota del país en revisión para una posible rebaja, tras advertir que los altos niveles de endeudamiento de bancos y gobiernos regionales podrían causar problemas financieros.