Madrid. Los dos sindicatos mayoritarios españoles evalúan pelear en la corte la planeada rebaja a los salarios de empleados públicos anunciada por el gobierno dentro de un programa de austeridad fiscal, dijeron el miércoles representantes de las agrupaciones.

El gobierno español anunció la semana pasada que recortaría este año el salario de los empleados públicos en un promedio de 5% y los congelaría en 2011, como parte de un plan para reducir el déficit fiscal y solventar las dificultades económicas.

Una portavoz del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) dijo que "si hay posibilidad y motivo suficiente, lo recurriremos", al referirse a la posibilidad de llevar a las tribunales las medidas que incluyen el recorte de salarios públicos.

La decisión de acudir o no a la corte será tomada tras una reunión que sostendrán el jueves en la mañana los sindicatos y representantes de las administraciones públicas en la Mesa General de la Función Pública si el Consejo de Ministros aprueba las medidas, explicó.

"Hasta que el Consejo (de Ministros) no apruebe lo que tenga que aprobar, no podemos decidir", dijo.

Por su parte, el secretario general del otro sindicato mayoritario la Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez, también dejó abierta la posibilidad de impugnar en la justicia los planes del gobierno.

Los sindicatos españoles llegaron a amenazar con convocar a una huelga general en rechazo del programa fiscal de austeridad que también incluye el congelamiento de las pensiones y otros recortes del gasto público.