Washington. Las solicitudes iniciales de subsidio de desempleo cayeron inesperadamente la semana pasada a un mínimo de dos meses, según un reporte del gobierno conocido este jueves, lo que dio una señal de más estabilidad en el mercado laboral.

Los pedidos iniciales de beneficios bajaron en 3.000 a una tasa ajustada por estacionalidad de 450.000, su menor nivel desde la semana terminada el 10 de julio, dijo el Departamento de Trabajo.

Analistas consultados por Reuters habían previsto que subieran a 460.000 desde los 451.000 reportados originalmente para la semana previa, dato que fue ligeramente revisado al alza a 453.000 en el informe de este jueves.