Washington. El número de estadounidenses que pidió subsidio de desempleo por primera vez la semana pasada subió más de lo esperado, según un informe oficial conocido este jueves que sugirió que la contratación en agosto ha sido estable pero no fuerte.

Los pedidos iniciales de beneficios por desempleo se incrementaron en 9.000 a una tasa ajustada por estacionalidad de 408.000, dijo el Departamento de Trabajo.

Economistas consultados por Reuters habían previsto que los pedidos subieran a 400.000. La cifra de la semana anterior fue revisada a un alza de 399.000 desde la original de 395.000.

El dato cubre la semana en que se realiza la encuesta oficial para la cifra de nóminas no agrícolas de agosto.

El promedio móvil de cuatro semanas de solicitudes iniciales, considerado una mejor medición de las tendencias del mercado laboral, cayó en 3.500 a 402.500.