Buenos Aires.  El 54% de los argentinos opina que la situación económica actual del país es "bastante mala" o "muy mala" y las expectativas económicas generales alcanzaron su nivel más bajo desde 2009, según un estudio difundido este miércoles.

El último sondeo del Índice General de Expectativas Económicas (IGEE), confeccionado mensualmente por la Universidad Católica Argentina (UCA) y TNS-Gallup, apuntó que solo el 13% de los argentinos piensa que el panorama económico es "muy o bastante bueno", mientras que el 30 % piensa que no es ni bueno ni malo y el 3% no sabe o no contesta.

Para el 54% restante la situación es "bastante mala o muy mala", y las opiniones negativas prevalecen en todos los segmentos de la sociedad, con especial incidencia entre los adultos de 50 a 64 años, los estratos sociales más acomodados y los habitantes del interior del país.

El indicador de expectativas económicas generales registró en febrero su peor dato desde mediados de 2009, con un descenso del 11,6% respecto al mes anterior y del 14,4% en relación al mismo período del año pasado.

Al ser consultados acerca de su ingreso familiar mensual, 62% sostuvo que "no le alcanza para vivir con decoro", frente al 36% que manifestó que sí es suficiente.

En cuanto a las perspectivas para los próximos seis meses, el 17% de los entrevistados consideró que la situación económica mejorará frente al 35% que opina que permanecerá igual y el 41% que piensa empeorará.

La acusada inflación -que según las cifras oficiales fue del 3,4% en febrero y del 7,2% en el acumulado de los dos primeros meses de 2014- y la devaluación del peso argentino son los principales problemas que aquejan la economía del país suramericano.

Para confeccionar el estudio fueron entrevistados un millar de argentinos mayores de edad de todo el país, de distintos estratos socioeconómicos, entre el 20 y el 27 de febrero de 2014.