Sao Paulo. El mercado de Brasil elevó sus previsiones para la inflación este año por octava semana seguida, remarcando preocupaciones de que una reciente alza en los precios de los alimentos y el verano más lluvioso en años puedan tener un impacto permanente sobre los precios al consumidor.

Los economistas subieron su pronóstico para el referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) de este año a un 5,64%, desde un 5,53% la semana pasada, según un sondeo semanal del Banco Central entre entidades financieras divulgado este lunes.

Las estimaciones para la inflación del próximo año subieron por segunda semana consecutiva, mostró el sondeo Focus.

El índice IPCA seguramente terminará el próximo año en un 4,70%, frente a una estimación previa del 4,54%, de acuerdo al estudio.

Los economistas prevén que las presiones sobre los precios se mantendrán en el 2011, a medida en que la economía brasileña, la mayor de Latinoamérica, crece a un ritmo acelerado.

Las preocupaciones sobre un incremento de los costos de los servicios tras la mayor expansión económica en 24 años, así como los crecientes precios de los alimentos, han tomado un rol central en las últimas semanas, con el índice IPCA alcanzando un 5,91% en el 2010, su máximo nivel en seis años.

Funcionarios del Gobierno y economistas han advertido que los precios de algunos alimentos podrían subir tras las fuertes lluvias que afectaron a ciertas áreas del sudoeste de Brasil, que provocaron bloqueos de carreteras, inundaciones y la muerte de 809 personas en el estado de Río de Janeiro.

Los economistas también elevaron sus estimaciones para la tasa de interés referencial, Selic , a un 12,50% anual, desde un 12,25% la semana anterior.

Los datos del más reciente sondeo Focus indican que los analistas esperan que el presidente del Banco Central, Alexandre Tombini, y altos consejeros del Banco Central tomen una postura más dura respecto a la inflación en algún momento del año.

El Banco Central tiene una meta de inflación del 4,5% para el 2011 y el 2012, con una tolerancia de dos puntos porcentuales para arriba o para abajo.

El Comité de Política Monetaria del Banco Central (Copom) volverá a reunirse el 1 y 2 de marzo para decidir sobre el nivel de la tasa de interés.