Santiago. El mercado chileno redujo sus expectativas de inflación para los próximos doce meses a un nivel del 3,7%, según un sondeo del Banco Central, una señal que refuerza la idea de una esperada moderación en el ritmo de alzas de la tasa de interés clave.

De acuerdo a la Encuesta Quincenal de Operadores Financieros, los consultados redujeron su pronóstico de inflación a un año desde la previsión anterior del 3,9% previsto a inicios de mayo y del 4,2% que arrojó el sondeo a fines de abril.

Para mayo, los operadores estimaron una inflación del 0,3%, mientras que el Banco Central ha pronosticado una inflación del 4,3% para todo el 2011.

Las menores expectativas se enmarcan en el objetivo del Banco Central de una reducción en las expectativas de inflación en el mediano plazo, tras las agresivas alzas de la tasa de interés clave en los últimos meses.

Después de tres meses de consecutivos incrementos de 50 puntos base en la Tasa de Política Monetaria, ahora el Banco Central moderaría su avance en junio con un alza de un cuarto de punto porcentual, para quedar en 5,25%, según los operadores.

De acuerdo a la encuesta, que consideró la mediana de las respuestas de un total de 57 participantes del mercado, la tasa clave se ubicaría en un 5,75% a seis meses y en 6% en 12 meses.

El esperado menor incremento de la tasa apunta en la misma dirección de los últimos comentarios del presidente del Banco Central, José De Gregorio, quien sugirió que el ritmo de alzas de la tasa clave podría moderarse o incluir pausas en la estrategia de reducción del estímulo monetario.

El peso se ubicaría en niveles de CH$470 unidades por dólar en los próximos siete días, mientras que llegaría a CH$475 unidades por dólar en tres meses y CH$480 unidades a fin de año, lo que favorece un flujo de importaciones más baratas