La inflación de México se habría incrementado 0,55% en septiembre por alzas en los precios de las colegiaturas, los servicios turísticos y algunos alimentos, según un sondeo de Reuters realizado el martes.

La mediana del sondeo entre 16 especialistas de bancos, corredurías y firmas de análisis es ligeramente mayor al aumento del 0,50% que vieron los precios en septiembre del año pasado.

Para la inflación subyacente, la mediana entre 15 analistas consultados fue de 0,42%, casi en línea con el 0,43% registrado en septiembre del año pasado.

"En septiembre esperamos un ligero repunte de la inflación general", dijo el banco BBVA-Bancomer. "Pero el desempeño que esperamos para la inflación no está exento de riesgos", agregó.

Según la institución bancaria, habrá que vigilar el rumbo de algunos productos agropecuarios y eventuales choques de oferta en el sector servicios después de que en agosto la Aerolínea Mexicana, una de las dos mayores del país, suspendió vuelos por problemas financieros.

De hecho, en la primera quincena de septiembre los precios al consumidor subieron 0,40% en parte por las alzas en los precios de la hotelería y el transporte aéreo, según datos del banco central.

Los precios de las colegiaturas también tuvieron una fuerte incidencia en la inflación quincenal, algo característico del mes cuando millones de estudiantes mexicanos regresan a clases tras las vacaciones de verano.

La inflación de México medida a tasa anual se ubicó en 3,65% hasta la primera quincena de septiembre, en línea con las proyecciones del Banco de México (central).

Desde julio del año pasado, el banco central no mueve su tasa referencial de interés y la mantiene en 4,50%, en medio de un débil entorno económico que ha mantenido relativamente bajo el nivel de los precios.

La economía mexicana crecería este año al menos 4,5%, según el jefe del banco central, Agustín Carstens, tras desplomarse el año pasado 6,5% por la crisis financiera global desatada en Estados Unidos.

En términos de inflación, el banco central proyecta que el índice se acelere a entre 4,75% y 5,25% al cierre del año, para descender a su meta del 3,0% hacia finales del 2011.

El banco central difundirá el jueves a las 9.00 hora local (1400 GMT) la variación del índice de precios al consumidor de septiembre.