La calificadora estadounidense de riesgo Standard & Poor’s Ratings (S&P) cambió su tablero de deuda soberana para Guatemala a BB estable.

La revisión anunciada ayer supone una mejora con respecto a la de agosto del año pasado, cuando la firma ubicó al país como BB con perspectiva negativa, informó el matutino guatemalteco Prensa Libre.

S&P confirmó las notas de largo y corto plazo en moneda local de ‘BB+’ y ‘B’, respectivamente, y en moneda extranjera de ‘BB’ y ‘B’.

La mejora se basa en la mejora gradual del crecimiento económico, así como de mejores perspectivas de recaudación para los próximos años.

“Esperamos que el crecimiento real del PIB per cápita mejore a 1,3% en 2013 y 2014 a pesar de la incertidumbre de la economía mundial. En conjunto con el incremento gradual esperado en la carga tributaria de Guatemala a aproximadamente 1% del PIB entre el 2012 y el 2013, factores que podrían estabilizar la creciente deuda del gobierno general del país en 20% del PIB para 2014”, reflexiona S&P en su informe.

Sin embargo, es poco probable que Guatemala genere recursos suficientes para avanzar en las áreas de desarrollo económico y social o de seguridad pública. También el narcotráfico se convierte en una de las anclas que dificultan el progreso del país.

Juan Carlos Paiz, comisionado presidencial para la competitividad, dijo que la calificación de S&P es una buena señal para los inversionistas interesados en el país.