Lima. La agencia calificadora de riesgo Standard & Poor’s señaló que el crecimiento potencial del Perú, en los próximos tres años, se situará por encima de 5%, reflejando los sólidos fundamentos del país y la estabilidad de sus políticas macroeconómicas.

Indicó que la liquidez externa del Perú continúa fortaleciéndose debido a los mayores ingresos de la cuenta corriente y al aumento de las Reservas Internacionales Netas (RIN).

Asimismo, destacó que el índice de las necesidades de financiamiento externo bruto versus los ingresos de la cuenta corriente y reservas utilizables cayó a un estimado 73% en el 2011, desde un nivel de casi 90% en el 2005.

La agencia calificadora proyectó, igualmente, que la deuda neta del país se ubicó en 10% en el 2011, con una creciente proporción de la deuda denominada en soles a tasas fijas, pues la deuda local representó casi el 46% del total frente al 26% en el 2005.

Recordó que en base a los sólidos fundamentos económicos del Perú y la expectativa de que mantendría sus políticas macroeconómicas, mejoraron la calificación soberana en moneda extranjera de largo plazo del país a un nivel a BBB el 30 de agosto del 2011, desde un nivel anterior de BBB-.

“El bajo índice de deuda neta del país, sus perspectivas de un elevado crecimiento económico y el fortalecimiento de la liquidez externa, respaldan la actual calificación crediticia”, anotó.

No obstante, observó que los factores que limitan las calificaciones de Perú son el elevado nivel de dolarización financiera, con un 45% de los créditos y depósitos locales denominados en dólares.

Asimismo, la limitada capacidad del gobierno para ofrecer servicios sociales y el Producto Bruto Interno (PBI) per cápita relativamente bajo que se situó en US$5.600 en el 2011, en comparación con los más de US$10.000 para la mediana de los países que tienen la misma calificación crediticia de BBB.

“La elevada dependencia del Perú de las materias primas (commodities), que constituyen casi el 60 por ciento de sus exportaciones y más del 30% de sus ingresos gubernamentales mediante regalías e impuestos al sector minero, es otro de los factores que limitan las calificaciones”, advirtió.

Finalmente, refirió que una gran parte de la inversión extranjera directa que espera el país está destinada a la minería, lo que aumenta la concentración en este sector.