Nueva York. Standard & Poor's quiere ver cómo avanza la ejecución del presupuesto de Brasil este año antes de revisar a positivo el panorama de la calificación crediticia del país, dijo este miércoles Lisa Schineller, analista de la agencia.

S&P es actualmente la única de las tres grandes agencias de calificación que tiene un panorama estable para la nota "BBB-" de Brasil, es decir, el mínimo nivel dentro de la categoría de grado de inversión.

Moody's y Fitch tienen un panorama positivo con una calificación equivalente.

"Llegan señales desde el gobierno que refuerzan sus intenciones de cumplir con su meta de superávit primario y han puesto en práctica (el congelamiento) de los 50.000 millones de reales (US$30.000M). Queremos ver más señales sobre la implementación del presupuesto" dijo Schineller, que es responsable de los análisis de deuda soberana en América Latina.

S&P también está mirando con atención en la aplicación de la política monetaria por parte del banco central, aunque Schineller dijo que la agencia no cuestiona la determinación de los reguladores para mantener los precios bajo control.

"Ciertamente mientras pasen los meses (...) tendremos mayor claridad sobre el proceso global de toma de decisiones de política en la nueva administración, así como la del banco central. Estamos obviamente mirando el cuadro general", dijo Schineller en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina.