Lima. Perú debe enfocarse en reducir los conflictos sociales para lograr una mayor estabilidad política y así continuar mejorando su calificación crediticia, dijo este viernes un director de la calificadora Standard & Poor's.

El país sudamericano registra un fuerte crecimiento económico desde hace casi una década, pero todavía enfrenta constantes protestas sociales principalmente de comunidades pobres que buscan mayores beneficios del auge.

"La cuestión pendiente es el marco político institucional social, que el Perú sea un país más predecible, más sustentable desde el punto de vista político", dijo Sebastián Briozzo, en entrevista con Reuters.

Standard & Poor's elevó a fines de agosto su calificación para la deuda de Perú en moneda extranjera a largo plazo a "BBB" desde "BBB-" con panorama estable, ante la expectativa de que el nuevo gobierno del izquierdista Ollanta Humala mantendría la política fiscal y monetaria del país.

Briozzo destacó que en términos macroeconómicos Perú ha reducido sus niveles de volatilidad y se ha convertido en un país bastante estable, pero afirmó que todavía hace falta emprender reformas de carácter institucional que den al país andino mayor estabilidad política y social.

"En términos económicos se ha avanzado mucho, pero para pasar a niveles bastante más altos es necesario mayor predictibilidad a nivel político, que está directamente vinculado a mejoras sociales, mejor distribución del ingreso y reducción de la pobreza", precisó.

El presidente Humala, quien asumió el cargo en julio, busca aplacar conflictos relacionados con unos 200 proyectos mineros y de petróleo en el país, donde un tercio de la población vive en la pobreza a pesar del auge económico local.

En el más reciente conflicto, la estadounidense Newmont Mining suspendió este jueves sus labores en su proyecto de oro y cobre en la región norteña de Cajamarca, por el temor de que pobladores invadan el campamento en protesta contra sus actividades, aunque las operaciones se reanudaron al final de la jornada tras disiparse la amenaza de violencia.

Briozzo afirmó que de lograr Perú una mayor estabilidad política y social, el país andino podría elevar sus niveles de deuda sin afectar su actual grado de inversión, nota que le permite conseguir créditos a menor costo y que en América Latina gozan también Chile, México, Colombia y Brasil.

"Cuanto más se avance en estas cuestiones el Perú podría tener un nivel de deuda más alto y aún así seguir avanzando con el grado de inversión", resaltó.

La economía peruana crecería en torno a 6% este año, según estimaciones oficiales, tras haberse expandido 8,8% el año pasado.