Standard & Poor's Ratings Services señaló este lunes que elevó la calificación de deuda de Puerto Rico a "BBB" desde "BBB-", con un panorama estable debido en parte a un incremento en los ingresos.

"El alza está basada en nuestra visión del reciente desempeño de ingresos y los continuos esfuerzos para lograr el equilibrio fiscal y presupuestario", dijo el analista de crédito de S&P, Horacio Aldrete-Sánchez, en una comunicado de prensa.

La recolección de un recientemente promulgado impuesto especial ha superado los pronósticos y le dará a las autoridades una flexibilidad adicional para disminuir las brechas presupuestarias crónicas, comentó S&P.

Encerrado en una larga recesión económica, el gobierno de Puerto Rico sigue enfrentando importantes presiones presupuestarias, como una brecha significativa entre la prometida pensión a los trabajadores gubernamentales y los activos asignados para financiarlos, según S&P.

"Sin embargo, creemos que el mejor desempeño presupuestario dará a los funcionarios una mayor latitud para implementar las actuales propuestas del gobierno para mejorar el estado de financiamiento de sus variados sistemas de pensiones y beneficios post empleo", indicó S&P.

La agencia señaló que los recortes de personal de gobierno y otras medidas están ayudando a que Puerto Rico termine con una serie de brechas presupuestarias, pero no espera que la isla caribeña tenga listo un presupuesto estructuralmente equilibrado hasta el año fiscal del 2013.