Nueva York/ Buenos Aires. La agencia Standard & Poor's dijo este lunes que elevó un escalón la calificación de la deuda argentina en moneda extranjera y local a largo plazo a "B", por el fuerte crecimiento y una menor carga de deuda, pero la nota permanece en zona de "deuda basura".

El alza llega dos meses después de que Fitch Ratings elevó su calificación de la tercera economía de América Latina, que está rebotando rápidamente del impacto de la crisis global, y se espera que alcance un crecimiento de 9% este año.

La calificación permanece ubicada en territorio especulativo, pero mantiene un panorama estable, dijo S&P en un comunicado.

"La combinación de una recuperación económica fuerte en el 2010, respaldada por condiciones externas favorables que se espera persistan durante el mediano plazo deberían aliviar los riesgos de recaída", dijo el analista de crédito Standard & Poor's Sebastian Briozzo.

"A pesar de la prevalencia de un enfoque político y económico que ha aumentado la polarización, esperamos que el PIB crezca en un 7,0% en el 2010 y un 4,5% en el 2011".

Analistas económicos dijeron que la mejora en la calificación es una buena noticia para el gobierno en momentos en que analiza la posibilidad de regresar a los mercados globales de crédito por primera vez en ocho años, tras haber completado un canje de deuda por 12.300 millones de dólares en junio.

Sin embargo, agregaron que podría no ser suficiente para garantizarle a Argentina las tasas que busca conseguir en futuras emisiones de deuda.

"Es un matiz muy sutil pero esperable en el camino para volver a los mercados voluntarios de deuda", dijo Roberto Drimer, analista de la consultora VaTnet. "Es un peldaño más, necesario pero no suficiente".

La calificación de Moody's para Argentina está un escalón por debajo de S&P, en B3, mientras que S&P está en el mismo nivel que Fitch.

El anuncio llegó después del cierre de mercados en Buenos Aires.