Standard & Poor's Ratings Services prevé importantes déficits fiscales para la mayor parte de los acaudalados países del G-20, con un panorama de crecimiento débil para muchos de ellos, indicó la agencia crediticia en un informe publicado este miércoles.

"En general, caracterizaríamos el panorama de crecimiento de todos los países del G-20 de altos ingresos como deslucido debido a los problemas en sus sectores financieros y el consiguiente desapalancamiento, especialmente de los hogares, que creemos persistirá por algún tiempo", dijo John Chambers, presidente del comité de calificación soberana de S&P.

Sin embargo, Chambers dijo que "para algunos países, el crecimiento de 2010 ha sido mejor que lo que esperábamos. Argentina se beneficia con favorables términos de intercambio y Brasil por una mayor inversión y consumo". Desde su último informe para el G-20, publicado el 20 de abril, S&P sólo mejoró una calificación gubernamental, la de Argentina, a 'B'.

La agencia señaló además que rebajó su proyección de crecimiento de Estados Unidos para 2011 y 2012, ya que cree que el retiro del estímulo afectará su expansión económica. Sin embargo, las perspectivas de S&P para la mayor parte de los gobiernos del G-20 son estables con la excepción de Turquía e Indonesia, cuya calificación es positiva, mientras que la de Reino Unido, Japón y Sudáfrica es negativa.