La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's rebajó este jueves la nota de la deuda soberana en moneda local a largo plazo a "A-" desde "A" y a corto plazo a "A-2" desde "A-1", pero reafirmó la calificación de la deuda en moneda extranjera en "BBB/A-3".

El panorama de sus notas es estable. "Rebajamos las calificaciones en moneda local debido a la implementación de nuestra metodología revisada y los supuestos para las calificaciones soberanas", explicó la analista de crédito de Standard & Poor's Lisa Schineller.

"El criterio actualizado no acarreó ningún cambio para las calificaciones en moneda extranjera", agregó.