La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor`s (S&P) rebajó la nota de deuda del fondo de rescate europeo FEEF, de "AAA" a "AA+", según dio a conocer este lunes el fondo.

Esta medida era esperada después de la rebaja de la nota de deuda de Francia, entre otros, según un despacho de la agencia alemana de noticias DPA.

La recalificación coincide con el nuevo récord de depósitos de la banca europea en el Banco Central Europeo (BCE).

Los bancos de la zona euro depositaron en el Banco Central Europeo (BCE) 493.272 millones de euros, un monto que supone un nuevo máximo histórico como reflejo de la persistente desconfianza entre las entidades, que prefieren salvaguardar sus recursos en la institución y no buscar más rendimientos mediante inversiones y la concesión de préstamos.

Los depósitos a un día de las entidades superaron el viernes los 489.906 millones de euros del anterior récord, establecido el pasado jueves, superando de nuevo los 489.190,7 millones recibidos por la banca en la histórica subasta a tres años celebrada el pasado 21 de diciembre.

Desde que se realizó esta subasta, el promedio de los depósitos de las entidades europeas se disparó a los 446.700 millones de euros, una cifra muy superior a la habitual, ya que antes de dicha operación era inferior a 200.000 millones, indicó Europa Press.

El 21 de diciembre pasado, el BCE repartió entre 523 bancos europeos 489.190,75 millones de euros con vencimiento a tres años, con el fin de reactivar el flujo de crédito y despejar incertidumbres sobre el acceso a liquidez de las entidades europeas.

Respecto de esta cuestión, el titular del BCE, Mario Draghi, defendió que la `megainyección´ de liquidez recibida por la banca europea evitó "una grave restricción del crédito en el sistema bancario" .

Asimismo, rechazó que los bancos se hayan limitado a salvaguardar los fondos recibidos del BCE, sino que "ese dinero está circulando".

La facilidad de depósito del BCE remunera el dinero depositado diariamente por los bancos de la eurozona al 0,25%, una rentabilidad muy inferior al 1% del precio oficial del dinero, lo que constata la escasa predisposición de los bancos a prestarse entre ellos al optar por la mayor seguridad del banco central, en vez de buscar mayores rendimientos.

Por otro lado, los datos del BCE muestran que los bancos de la zona euro retiraron el martes 2.386 millones de euros a través de la ventanilla de urgencia del BCE, que grava estos préstamos con un interés de 1,75%.