Standard & Poor's dijo este lunes que revisó su panorama crediticio de Brasil a "positivo" desde "estable", elevando la perspectiva de que el costo de la deuda del país vendida en el exterior tienda a disminuir.

La agencia calificadora citó la perspectiva de un crecimiento económico constante y a largo plazo de la mayor economía de América Latina y dijo que una modesta cuenta corriente y déficit fiscal del país deberían reducir su vulnerabilidad a choques externos negativos.

S&P aseguró que señalaba una posibilidad para que la calificación crediticia de Brasil sea mejorada.

"Cambios en el panorama no son señales de un inminente cambio" en la calificación crediticia de un país, dijo Joydeep Mukherji, director senior del grupo de calificaciones crediticias de S&P.

Sin embargo, la revisión del panorama refleja la resistencia de la economía brasileña durante la crisis financiera mundial, aseguró Mukherji.
"El hecho de que hemos pasado a positivo en un signo de que se las arreglaron para navegar muy bien a través de la tormenta", agregó.

Brasil posee una calificación de "BBB-", lo que para S&P es el menor escalón dentro del grado de inversión. El panorama positivo pone a Brasil a la par de Perú, que también posee una nota de "BBB-".

La nota de la deuda de Brasil fue elevada a categoría de grado de inversión a inicios del 2008.

Seis países en América Latina poseen la calificación de grado de inversión.