La tasa de interés bancaria para personas físicas, con exclusión de los préstamos para bienes raíces y crédito rural, avanzó en Brasil por sexto mes consecutivo en junio a 58,6% anual, informó el Banco Central.

Según la autoridad monetaria, se trata del nivel más alto de la serie histórica iniciada en marzo de 2011.

La tasa de interés media aplicada por los bancos en los préstamos a personas físicas aumentó 1,3 puntos porcentuales en junio ante mayo, y 9 puntos porcentuales en el primer semestre.

El aumento de los intereses bancarios se vincula a la elevada tasa básica de interés Selic, que a fines de junio estaba en 13,75%, y en la noche de este miércoles subió a 14,25%, el nivel más alto desde 2006.

Desde octubre del año pasado, cuando estaba en 11%, el Banco Central ha aumentado la Selic de forma ininterrumpida para contener las tendencia inflacionarias.

Las cifras muestran que los bancos elevaron sus tasas de interés para el consumidor de una manera más intensa.

En septiembre del año pasado, antes de que el BC retomara el proceso de ajuste monetario, los intereses bancarios para particulares eran de 49,2% anual, avanzando a 58,6% anual en junio.

El incremento de 9,4 puntos porcentuales representa más de tres veces la elevación de la tasa Selic en el período.

En el caso de los préstamos para personas jurídicas (empresas), la tasa de interés alcanzó 27,5% en junio, con aumento de 0,6 punto porcentual ante mayo y el nivel más alto desde julio de 2011.

La tasa de interés promedio para todas las operaciones (personas físicas y jurídicas) pasaron de 42,5 por ciento en junio a 43,5% en junio, también el nivel más alto de la serie histórica.

De acuerdo con el informe, el nivel de mora de los consumidores en préstamos bancarios, que mide atrasos superiores a 90 días, se mantuvo en 5,4% en junio; en el caso de las empresas, en 3,9%; y el promedio en 4,7%.