Tokio. Las bolsas en Asia subían este martes y el euro se afirmaba, pero el ánimo sigue frágil por el temor a que los esfuerzos para contener la crisis de deuda en la zona euro están vacilando y que reglas más estrictas para fortalecer el capital bancario debiliten las ganancias.

El ánimo en los mercados asiáticos ya era de aversión al riesgo, luego de que la muerte del líder norcoreano Kim Jong-il aumentó el temor a una inestabilidad regional y generó una fuerte venta de activos de riesgo este lunes.

Los operadores han dicho que los escasos volúmenes de negocios antes de Navidad podrían exagerar los altibajos de precios, pero que una fuerte liquidación era improbable hasta que surja otro catalizador, como rebajas a las calificaciones de deuda soberana en Europa.

El referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas llegó a subir hasta un 0,7% este martes, tras caer hasta un 2,9% el día anterior.

El índice surcoreano KOSPI también trepó un 0,7%, luego de caer hasta un 5% tras conocerse la noticia de la muerte de Kim.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con un alza de un 0,5%, alejándose del mínimo en tres semanas que tocó este lunes.

La muerte de Kim desencadenó un nerviosismo inmediato en el noreste de Asia, con Corea del Sur incrementando su alerta militar, mientras que China, vecino de Pyongyang y su único aliado poderoso, reafirmó sus lazos estrechos.

Corea del Norte parece haber identificado al hijo mejor de Kim, Kim Jong-un, como su sucesor.

"Los desarrollos de ayer ayudaron a aliviar ciertos riesgos de desorden inmediato (...) lo que desencadenó un rebote en los mercados, que se asustaron y fueron demasiado lejos ayer", dijo Makoto Noji, estratega senior de SMBC Nikko Securities.

"Pero no es nada más que una recompra en los mercados sobrevendidos, ya que hay pocas noticias positivas para recobrar la confianza", agregó.

En los mercados de divisas, el euro cotizaba en torno a US$1,3010, con un leve alza en la jornada y lejos de mínimo del lunes de US$1,2983. La moneda europea tocó un mínimo en 11 meses de US$1,2944 la semana pasada.

Las materias primas también se estabilizaban luego de sufrir una fuerte presión de venta el lunes, con los futuros del cobre en la Bolsa de Metales de Londres ganando un 0,3%, a 7.279,50 dólares la tonelada.

Los precios del petróleo se fortalecieron por una preocupación renovada sobre interrupciones al suministro y señales adicionales de aceleración en el crecimiento económico estadounidense.

El petróleo estadounidense trepaba un 0,5% a 94,34 dólares el barril, mientras que el oro al contado ganaba un 0,3%, a 1.597,30 dólares la onza.