Tokio, Reuters. El petróleo, el cobre y bolsas en Asia subían este viernes luego de que sólidos datos comerciales de China ofrecieron señales de una recuperación económica, aunque los inversores optaron por recoger ganancias antes de los feriados del Año Nuevo chino la próxima semana, lo que limitaba las ganancias.

El referencial MSCI de acciones en Asia excluyendo a Japón sumaba un 0,3%.

China dijo que sus exportaciones crecieron un 25,0% en enero frente al mismo período un año atrás, su desempeño más fuerte desde abril del 2011 y muy por encima de las expectativas del mercado de un alza del 17%, mientras que las importaciones también superaron los pronósticos, subiendo un 28,8% en el año.

"Las condiciones económicas de China están mejorando y los datos comerciales confirman la continuación de una tendencia a la recuperación. No sólo los datos comerciales sino que también las cifras minoristas, la producción y los flujos de inversión muestran claramente que la economía tocó fondo en el tercer trimestre del año pasado", dijo Hirokazu Yuihama, un estratega senior de Daiwa Securities en Tokio.

En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio rompió una racha de 12 semanas de avances para cerrar con una baja de un 1,8% con los inversores recogiendo ganancias del repunte del índice el miércoles a su nivel más alto desde octubre del 2008. Los mercados japoneses estarán cerrados el lunes por un feriado público.

Los mercados chinos están cerrados la próxima semana por el feriado del Año Nuevo Lunar, mientras que Hong Kong reanudará la negociación el jueves.

El euro cotizaba estable en US$1,3397, tras caer el jueves a un mínimo en dos semanas de US$1,33705 unidades luego de que los inversores tomaron los comentarios de Draghi como una señal de preocupación por el euro y las perspectivas de crecimiento de Europa. El euro escaló a un máximo en 14 meses y medio de US$1,3711 la semana pasada.

Draghi dijo que el BCE seguirá de cerca el impacto económico de un fortalecimiento del euro, alimentando las expectativas de que la subida de la moneda podría abrir la puerta a un recorte de las tasas de interés. Pero también dijo que la apreciación del euro sugiere la confianza en la moneda está regresando.

El dólar caía un 0,4% a 93,25 yenes pero no muy lejos del punto de 94,075 unidades que tocó el miércoles, su mayor nivel desde mayo del 2010. El euro cedía un 0,4% a 124,93 yenes, tras tocar el miércoles su mayor nivel desde abril del 2010, de 127,71 unidades.

Los datos optimistas de China, el mayor consumidor mundial de materias primas, impulsaban a las materias primas industriales por una perspectiva de demanda más robusta.

El cobre de Londres subía por primera vez en cuatro sesiones, ganando un 0,6%, a US$8.245 la tonelada.

El crudo Brent de Londres subía hacia US$118 por barril, en camino a una cuarta ganancia semanal y el petróleo estadounidense trepaba un 0,3% a US$96,10 el barril.

El oro al contado recuperaba terreno y subía un 0,1 por ciento a 1.671,80 dólares la onza.