Santiago. El gobierno chileno subió este martes su proyección de crecimiento de la economía a un 3,8% para este año, favorecido por un mejor desempeño de la demanda interna y pese al eventual impacto de una guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El aumento en el pronóstico del Producto Interno Bruto (PIB) se compara con un cálculo previo del 3,0% estimado en el proyecto de presupuesto de la Nación para 2018.

"La aceleración de la actividad económica se da en un contexto de inflación controlada", dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, durante una presentación ante una comisión parlamentaria.

No obstante, el nuevo cálculo del PIB para este año supone una ligera moderación de la actividad en el segundo semestre tras expandirse cerca del 4,7% en la primera mitad del 2018.

El ministro Larraín estimó un déficit fiscal de 1,7% para este año, por debajo de la variación negativa del 1,9% previsto anteriormente y del 2,8% contemplado en 2017.

Larraín dijo que el esperado repunte de la economía se daría en medio de un complejo escenario externo por la normalización de las condiciones financieras y la posibilidad de una guerra comercial.

Con todo, el funcionario estimó un déficit fiscal de 1,7% para este año, por debajo de la variación negativa del 1,9% previsto anteriormente y del 2,8% contemplado en 2017.

"Es una buena noticia la reducción del déficit fiscal a 1,7%. Significa endeudarnos menos. Nosotros queremos estabilizar la deuda publica luego de un período de aumento y que condujo a que nos quitaran la clasificación de riesgo. Nosotros queremos revertir eso", dijo Larraín a los parlamentarios.

En materia de demanda interna, Larraín proyectó un alza del 4,8% para este año, lo que se enmarca dentro de una gradual recuperación de la inversión y del consumo. La inflación, en tanto, se ubicaría en 2,9% a fines de este año, levemente por arriba de un estimado previo.

El precio del cobre, del que Chile es el mayor productor mundial, se ubicaría en US$3,12 la libra, por encima de los US$2,88 la libra proyectados anteriormente.

Para el tipo de cambio, Larraín dijo que el gobierno espera una cotización de 631 pesos por dólar para 2018, por debajo de los 650 unidades estimadas previamente.