Redacción Internacional, EFE. Las Bolsas asiáticas tuvieron un lunes en positivo, principalmente la de Tokio, debido a la caída del yen.

La Bolsa de Tokio alcanzó su máximo en casi 5 años, y llegó a superar durante la jornada los 13.600 puntos, impulsada por la continuada caída del yen y el respaldo del G20 a las medidas de estímulo niponas.

El selectivo Nikkei se incrementó 251,89 puntos, un 1,89%, y quedó en 13.568,37 unidades, mientras el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 18,93 puntos, un 1,68%, y se situó en los 1.145,60 puntos.

El mercado bursátil de Hong Kong creció 30,80 puntos, un 0,14%, y su índice referencial Hang Seng concluyó en 22.044,37 enteros.

La Bolsa de Shanghái bajó 2,47 puntos, un 0,11%, y su índice general concluyó en los 2.242,17 activos.

La Bolsa de Seúl tuvo una jornada en positivo atribuida por analistas locales a la caza de gangas de los inversores, pero las ganancias fueron limitadas debido a que las políticas de devaluación del yen del vecino Japón son perjudiciales para las exportaciones surcoreanas.

El índice referencial Kospi subió 19,56 puntos, el 1,03%, hasta las 1.926,31 unidades en una sesión en la que se movieron US$3.250 millones, mientras el tecnológico Kosdaq creció 5,64 puntos, el 1,04%, hasta los 547,10 enteros.

En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok aumentó 13,64 puntos, el 0,88%, y el índice SET quedó en los 1.559,10 enteros.

En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado ganó 14,87 puntos, el 0,45 %, y dejó al índice Straits Times en 3.308,92 enteros.

En Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur sumó 0,20 puntos, un 0,02%, y el índice KLCI llegó a los 1.706.48 activos.