Washington. Las nuevas solicitudes iniciales de beneficios por desempleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada y marcaron un nuevo mínimo en cuatro años, según un reporte gubernamental divulgado este jueves que ofrece evidencia de que la recuperación del mercado laboral gana fuerza.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales cayeron en 5,000 a una cifra ajustada estacionalmente de 348.000, el nivel más bajo desde febrero del 2008, dijo el departamento del Trabajo.

La cifra de la semana anterior fue revisada al alza a 353.000 desde el dato reportado originalmente de 351.000 solicitudes. Economistas consultados por Reuters esperaban 354.000 solicitudes del subsidio la semana pasada.