Sudamérica es una zona atractiva para las inversiones de los países árabes, que están buscando nuevos mercados y oportunidades, en un contexto de crisis que afecta a los países desarrollados, afirmó el vicecanciller peruano, José Beraún.

Destacó, en ese sentido, la importancia que tiene la III Cumbre de América del Sur - los Países Árabes (ASPA), que se realizará en Lima el 1 y 2 de octubre, para atraer inversiones de medio oriente, que cuenta con importantes fondos soberanos.

Señaló que los países de la Liga Árabe se están proyectando a otras regiones y América del Sur es potencialmente atractiva por ser "una zona ordenada, de paz y de manejo económico eficiente".

Puso en relieve la reunión empresarial de los países árabes y suramericanos que busca concretar negocios y oportunidades de inversión.

Señaló que para el Perú, la reunión es parte de la necesaria proyección que debe tener el país en busca de nuevos horizontes de trabajo con los países del orbe.

Beraún destacó el alto nivel de las delegaciones que llegarán a Lima porque refleja la importancia que ambas regiones le dan a la reunión.

“Tenemos una representación de alto nivel que grafica la importancia que estas dos regiones le otorgan a este encuentro. De hecho, en los países árabes nos conocen bastante bien, mucho mejor de lo que nosotros los conocemos”, expresó.

Si bien la Cumbre ASPA debió suspenderse a principio de 2011, debido a los cambios que empezaron en algunos países árabes, afirmó que ahora su participación se encuentra asegurada porque de los 21 miembros de la Liga de Estados Árabes, vendrán 20 a Lima. 

“A nivel de los países árabes tenemos 20 confirmados, nos falta confirmar Somalia. De ellos tenemos cuatro jefes de Estado: el presidente de Líbano, el emir de Qatar, el rey de Jordania, y el presidente de Túnez”, mencionó.

En cuanto a los miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), aseveró que hay “una concurrencia magnífica” porque acuden todos los presidentes, excepto de Guyana, Surinam y Venezuela, cuyo gobierno anunció a su canciller Nicolás Maduro.