Pasar al contenido principal
"Súper Comisión" de EEUU sigue en camino para acuerdo de deuda
Domingo, Noviembre 13, 2011 - 12:56

La comisión especial del Congreso tiene la tarea de hallar al menos 1,2 billones de dólares en ahorros del presupuesto durante 10 años.

Washington. La "súper comisión" de reducción del déficit de Estados Unidos está en un punto difícil de las negociaciones, pero algunos legisladores dijeron el domingo que no habían renunciado a alcanzar un acuerdo antes de la fecha límite de este mes.

La comisión especial del Congreso tiene la tarea de hallar al menos 1,2 billones de dólares en ahorros del presupuesto durante 10 años, aunque frente a una inminente fecha límite del 23 de noviembre, republicanos y demócratas no han cerrado aún un acuerdo.

"El tiempo se está acabando, pero no se ha acabado todavía. Aún tenemos tiempo, pero no para desperdiciar", dijo el domingo el senador republicano Patrick Toomey en "Fox News Sunday".

"Es un punto difícil. Creo que tenemos mucho camino por recorrer, pero espero que podamos cerrar esa brecha rápidamente", dijo.

El presidente Barack Obama habló el viernes por teléfono con los co-presidentes de la comisión -la senadora demócrata Patty Murray y el representante republicano Jeb Hensarling - para instarles a que la comisión cumpla sus plazos.

La casa Blanca ha dicho que Obama bloquearía cualquier medida para moderar el mecanismo de aplicación que requeriría 1,2 billones de dólares en recortes automáticos de gasto en 2013 si la comisión no logra alcanzar un acuerdo.

"Ha sido un viaje en montaña rusa", dijo Hensarling en el programa "State of the Union" de CNN. "No hemos perdido la esperanza, pero si esto fuera fácil, el presidente de Estados Unidos y el presidente de la Cámara hubieran conseguido que se hiciera por ellos mismos".

Se estaba refiriendo a las negociaciones para un acuerdo de reducción de la deuda que Obama y el presidente de la Cámara John Boehner habían llevado a cabo este año y fracasó.

Los republicanos han sido renuentes a permitir aumentos de impuestos, y los demócratas no quieren acordar recortes en programas de salud y jubilación hasta que los aumentos de impuestos estén resueltos.

"Creemos francamente que aumentar los ingresos fiscales podría dañar a la economía, pero dentro del contexto de una negociación bipartidista con los demócratas, es claro que son una realidad", dijo Hensarling.

Un demócrata de la Cámara de Representantes, James Clyburn, dijo en Fox que aunque estaba esperanzado en alcanzar un acuerdo, "no estoy tan seguro como hace diez días, pero creo que podemos".

Autores

Reuters