El superávit comercial de Argentina cayó en febrero de este año 61%, comparado con el mismo mes de 2012, para ubicarse en US$521 millones, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

La merma obedeció a un incremento de 10% en las importaciones, especialmente de energía, rubro al que se destinaron US$597 millones durante el segundo mes del año.

Según indicó hoy el organismo estatal, las importaciones de febrero ascendieron a US$5.222 millones, mientras que las exportaciones cayeron 6% hasta los US$5.743 millones.

De esta manera, el saldo comercial argentino en el primer bimestre del año 2013 se redujo en 57% interanual, al ubicarse en US$800 millones.

Argentina cerró el 2012 con un superávit comercial de US$12.690 millones, alcanzado a partir de una severa política de importaciones, lo que le valió reclamos de países como Estados Unidos, Japón y México, que presentaron quejas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).