Buenos Aires. El superávit comercial de Argentina en febrero se mantuvo prácticamente sin cambios en la medición interanual, superando las expectativas del mercado, mientras que el crecimiento industrial estuvo dentro del rango previsto por los analistas.

La economía del país sudamericano continúa creciendo con fuerza, luego de expandirse un 9,2% el año pasado, según datos oficiales.

El superávit comercial creció un 0,7% y llegó a US$608 millones en el segundo mes del año, con exportaciones por US$5.407 millones e importaciones por US$4.799 millones.

Analistas consultados por Reuters estimaban un resultado comercial positivo en US$397 millones para el segundo mes del 2011.

"El aumento de las exportaciones se debe a tres factores: la buena cosecha, los excelentes precios internacionales de los commodities y la fuerte demanda de Brasil de productos industriales argentinos", dijo Ramiro Castiñeira, analista de la consultora Econométrica.

Según datos oficiales, en febrero del 2010 el saldo favorable de la balanza comercial argentina fue de US$604 millones.

En tanto, la producción industrial de Argentina creció un 9% interanual en febrero en la medición con estacionalidad, según un dato oficial divulgado el miércoles que había sido adelantado por la presidenta Cristina Fernández.

El resultado se ubicó por debajo de lo esperado por analistas, que proyectaban un avance promedio del 9,3% para la actividad fabril (EMI) en el segundo mes del año.

El ritmo de expansión se desaceleró en febrero respecto del año anterior, luego de crecer a tasas de dos dígitos entre noviembre y enero.

El crecimiento industrial suele ser más bajo en los dos primeros meses del año en Argentina, debido a que es un período de vacaciones en el verano austral durante el que se realizan trabajos de mantenimiento en las plantas.

Castiñeira explicó que la producción industrial es muy fuerte, particularmente en el sector automotor, pero también en otros, lo que ayudará a alimentar el crecimiento económico general.

Econométrica estima que la economía crecerá un 6,5% este año, luego de crecer un 8,5% en 2010.

Analistas privados y la oposición sostienen que el Gobierno manipula los indicadores oficiales para mostrar números más favorables.

En comparación con enero, la producción de la industria argentina subió 1,4% en la medición desestacionalizada.