El superávit comercial de Argentina habría bajado en abril un 19% interanual debido en gran parte a un aumento de las importaciones tras una flexibilización en la venta de dólares por parte del Banco Central para pagos de compras al exterior, según un sondeo de Reuters publicado este miércoles.

Las estimaciones de cinco analistas locales y tres extranjeros arrojaron un saldo comercial positivo de US$663 millones, cifra que se encuentra por debajo de los US$818 millones registrados en abril del año previo.

"El aumento estacional en el ingreso de dólares comerciales y el impacto positivo sobre las reservas (por emisión de bonos)" permitieron "que comenzaran a aparecer divisas para financiar flujos de importación, moderando en el margen las restricciones a los pagos", dijo Martín Vauthier, del Estudio Bein.

El Gobierno de la presidenta Cristina Fernández impone desde hace años restricciones sobre las importaciones del país sudamericano, con el fin de mantener una balanza comercial superavitaria y no ver afectadas sus reservas en moneda extranjera.

La mediana del sondeo reflejó un superávit de US$698 millones.

Las estimaciones de los analistas, al igual que en meses anteriores, continuaron con una amplia oscilación: en este caso entre un superávit mínimo de US$150 millones y un máximo de US$972 millones.