El superávit comercial de Chile alcanzó a US$1.150 millones en abril, en medio de menores envíos y una caída más profunda de las importaciones por la débil demanda interna, según datos difundidos este jueves por el Banco Central.

Las exportaciones anotaron una disminución interanual del 10,2% en el cuarto mes, a 5.964 millones de dólares, que se explica en gran medida por un menor aporte de las exportaciones de cobre.

El valor de las exportaciones chilenas de cobre alcanzó a US$2.882 millones en abril, una caída interanual del 6%.

Chile es el mayor productor mundial del metal y su exportación equivale a cerca de la mitad del total de los envíos del país.

Las importaciones, en tanto, bajaron un 17,1% a US$4.813 millones, en medio de un menor dinamismo de la demanda interna, especialmente por una caída de la inversión.

Para apuntalar la actividad doméstica, el Banco Central recortó agresivamente la tasa de interés clave hasta el año pasado, mientras el Gobierno desarrolla un amplio gasto fiscal este año de casi un 10%.

Con la cifra de abril, la balanza comercial acumuló un saldo favorable de US$4.273 millones en los primeros cuatro meses de este año.

Entre enero y abril, las exportaciones sumaron US$23.663 millones, una caída del 7,8%. Las importaciones, en tanto, totalizaron US$19.390 millones, una baja del 14,7% con respecto a igual lapso del año pasado.

Para este año, el Banco Central ha pronosticado un saldo positivo de la balanza de US$9.700 millones en Chile, una de las naciones con más tratados y pactos comerciales a nivel global.