Santiago. Chile acumuló un superávit comercial de US$4.565,7 millones interanual en el primer trimestre, alentado por los altos precios del cobre, la principal exportación del país, aunque destacó el dinamismo de las importaciones por una sólida demanda interna.

Los envíos sumaron un total de US$20.021,5 millones en los primeros tres meses de este año, un alza interanual del 21,9%, liderada por el cobre, que representó más de la mitad del total de las exportaciones del país.

En el primer trimestre, los envíos del metal alcanzaron a US$10.784 millones, un incremento del 15,3%, empujado por los históricos precios internacionales de esta materia prima.

Junto con el positivo desempeño del negocio minero, también otros sectores exportadores han mostrado una mayor recuperación, como el rubro forestal y de celulosa.

Sin embargo, otros sectores exportadores -principalmente el agropecuario- se han quejado de que la carrera apreciativa de la moneda local ha quitado competitividad a sus envíos, en medio de una diluida intervención cambiaria.

En tanto, una robusta demanda interna ha motorizado las importaciones, abultadas además por las compras de petróleo, cuyo valor también registra una fuerte alza en el mercado internacional.

En los primeros tres meses, las importaciones sumaron US$15.455,8 millones, un incremento interanual del 32,5%.

En marzo, Chile registró un superávit comercial de US$1.217 millones. Los envíos registraron un alza interanual del 31,5% a US$7.251 millones, mientras que las importaciones subieron un 43,2% a US$6.034 millones.

Para todo el 2011, el Banco Central ha proyectado exportaciones por US$83.900 millones e importaciones por un total de US$65.200 millones.