Santiago, EFE. La balanza comercial de Chile anotó en 2012 un superávit de US$4.208 millones, un 61% menos que en 2011, cuando alcanzó los US$10.617 millones, informaron fuentes oficiales.

La cifra es producto de exportaciones por US$78.813 millones y de importaciones por US$74.605 millones, precisa el informe de la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El documento detalla que el valor de las exportaciones cayó un 3% en 2012, aunque el volumen aumentó un 3,9%, algo que se atribuye a la disminución del precio del cobre, el principal producto de exportación.

El 93,5% del total de las exportaciones se dirigió a países que mantienen acuerdos comerciales con Chile, lo que equivale a US$73.704,5 millones.

Chile tiene 22 acuerdos comerciales con sesenta países, algo que, según la Direcon, le permite una "diversificación competitiva de la oferta exportable" que atenua los efectos de los impactos externos de la economía.

El principal mercado de destino fue China, que concentró el 23,9% de los envíos, seguido de la Unión Europea (15,1%), Estados Unidos (12,1%) y Japón (10,6%).

Las exportaciones mineras alcanzaron los 47.076 millones de dólares, un 4% menos que en 2011. China siguió siendo el principal destino de estos envíos con el 35% del total, seguido de la Unión Europea (14%), Japón (12%) y Estados Unidos (9%).

Las exportaciones industriales totalizaron US$26.671 millones de dólares y tuvieron como principales destinos los países de la Comunidad Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú), con un 17% de los embarques.

Las importaciones, en tanto, alcanzaron en 2012 los US$74.605 millones, un 5,6% más que el año anterior.

El principal origen de las importaciones fue Estados Unidos, con una participación del 22,6%, y China, con el 18,2%.

Las importaciones que más crecieron fueron las de India, con un aumento interanual del 41,9%, seguidas por las de Turquía (29,8%).