Chile anotó un superávit comercial de US$58 millones en junio, impulsado por un repunte de los envíos del cobre, aunque también destacó el mejor desempeño de las importaciones, mostraron el viernes datos del Banco Central.

En el sexto mes, las exportaciones alcanzaron los US$5.259 millones, un alza interanual del 12,8%, mientras que las importaciones llegaron a los US$5.200 millones, un aumento del 21% con respecto a igual mes del año pasado.

Con las cifras de junio, los envíos acumularon un incremento del 6% en el primer semestre. Las importaciones, en tanto, subieron un 12,3% en el mismo período.

Para el 2017, el Banco Central ha pronosticado un saldo positivo en la balanza comercial de US$8.000 millones.