Davos. China está haciendo progresos en equilibrar su posición comercial, mientras las empresas apuntan a los consumidores domésticos, y su superávit comercial bajará a US$150.000 millones este año, dijo este viernes un asesor del banco central de China.

Agregó que espera que el superávit caiga por debajo del 1% del Producto Interno Bruto chino en dos a tres años.

A comienzos de mes, aparecieron datos que demostraron que los esfuerzos de Pekín por aumentar las importaciones estaban rindiendo frutos, ya que el superávit con sus socios comerciales se redujo por segundo año consecutivo en el 2010 a US$183.000 millones, desde un máximo de US$300.000 millones en el 2008.

Li Daokui, asesor académico del Banco Popular de China (PBOC por su sigla en inglés), también dijo que el ajuste del país en tipos de cambio nominales afectaría al comercio en general pero no al comercio de productos procesados.