Economistas del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep) estiman que la balanza comercial real ajustada de nuestro país, correspondiente al periodo 2011, cerrará con un superávit que ronda los
US$2.439 millones. Las exportaciones sumadas a las reexportaciones superarán en dicha cifra a la importación en el periodo en cuestión.

Se estima que las exportaciones al cierre del ejercicio 2011 llegarían a US$5.460 millones, mientras que las importaciones cerrarían en US$12.311 millones, según Belén Servín, economista que tiene a su cargo la coordinación del observatorio de economía internacional del Cadep. En términos brutos, comparando las cifras de las ventas al exterior y las compras realizadas desde el extranjero, se tiene un déficit en la balanza comercial de US$ 6.851 millones, sin hacer un análisis de las reexportaciones.

Sin embargo, la balanza comercial real y ajustada muestra en realidad un superávit, según el análisis. Se estima que las reexportaciones al cierre de este año llegarían a US$4.645 millones. Si esta reexportación se resta a las importaciones y se adiciona a las exportaciones, en realidad el país exportó por valor de 2.439 millones de dólares más de lo que importó. Es decir, el saldo de la balanza comercial real es positivo, es superavitario.

Servín señaló, por otra parte, que el brote de la fiebre aftosa en el departamento de San Pedro golpeó fuerte al sector de la carne, uno de nuestros principales productos de exportación. Las proyecciones realizadas por el equipo de trabajo del Cadep reflejan unos US$284 millones de ingreso que se truncó por este inconveniente. Cabe recordar que después del cierre de nuestros principales mercados compradores de carne, desde noviembre último se vienen recuperando de vuelta los envíos al exterior. En el penúltimo mes del año se vendieron productos cárnicos por unos US$37 millones.

Otras conclusiones. Belén Servín explicó que por el lado de las exportaciones llegaron a tres grandes conclusiones. En primer lugar, que nuestras ventas al exterior están concentradas en unos pocos cinco productos, principalmente cereales, oleaginosas, aceites vegetales, carne y trigo.

Se nota además que nuestras exportaciones son intensivas en recursos naturales y que los procesos de producción asociados a las mismas están marginando la participación de la mano de obra en la distribución de la riqueza generada con el comercio internacional.

Por otra parte, en cuanto a los mercados de destino de la producción nacional, el Mercosur sigue siendo el principal comprador de nuestras exportaciones aunque ya se nota una declinación del referido bloque comercial como consecuencia de una mayor participación de los países de la extrazona.

Así, se ve que los países de la Unión Europea y los estados asociados al Mercosur, como Chile, comienzan a dinamizar y tener una mayor participación en la canasta exportadora de nuestro país.

Los datos muestran que Paraguay se ha beneficiado con los acuerdos establecidos como socio del Mercosur con los estados asociados (Perú, Chile, Bolivia, etc.), como así también Israel y otros países a los que se están exportando rubros con contenido industrial, como alimentos, bebidas, tabacos, aceites vegetales y otros. Se ve también la participación de nuevos productos primarios, como el trigo y el arroz, destacó la profesional que tiene una especialización en comercio internacional.

En cuanto a la importación, uno de los principales hallazgos es que hay una mayor participación de los productos químicos y plásticos. Los productos químicos durante el periodo 2005-2010 alcanzaron el primer lugar y se estima que al cierre de este ejercicio los mismos, junto a los plásticos, ocuparán el primer lugar. Estos rubros son importados principalmente del Mercosur y son abonos, insumos agropecuarios y para la industria química. También se tienen importaciones de estos productos desde extrazona, a pesar de que principalmente se compran del Mercosur.