Bruselas. El superávit comercial de la zona euro en el mes de julio se amplió más de lo previsto, según datos divulgados este jueves, pero la desaceleración en el crecimiento de las exportaciones e importaciones anticiparon un freno en la actividad económica del segundo semestre.

Según la agencia de estadísticas Eurostat, el superávit comercial de los 16 países de la zona euro no ajustado por estacionalidad ascendió a 6.700 millones de euros, mientras que el saldo positivo de junio se revisó a la baja a 2.200 millones de euros.

En igual mes del año pasado, el superávit llegó a 11.900 millones de euros.

Los economistas consultados por Reuters habían previsto un superávit de 1.500 millones.

Las exportaciones crecieron un 18% interanual y las importaciones subieron un 24%. Pero aunque ambos números son muy altos, fueron más bajos que los de junio, cuando se elevaron un 27% y un 31%, respectivamente, y que mayo, con un 24% y un 29%.

Ajustada por factores estacionales, la zona euro registró un déficit comercial de 200 millones de euros en julio, menor que el saldo negativo de 1.400 millones de junio y de 2.600 millones de euros de mayo.

En esa línea, las exportaciones desestacionalizadas bajaron un 0,6% en julio frente a junio y las importaciones cayeron un 1,5% contra el mes anterior.