Brasilia. El superávit de cuenta corriente de Brasil se redujo un poco más de lo previsto en mayo, después de que una huelga general de camioneros paralizó a grandes sectores de la economía más grande de América Latina, mostraron datos del Banco Central este lunes.

El superávit de cuenta corriente cayó a US$729 millones desde US$2.800 millones en abril.

La cifra se compara con un saldo positivo previsto de US$870 millones arrojado por un sondeo de Reuters entre economistas, lo que llevó el déficit en 12 meses hasta mayo a 0,65% del producto interno bruto (PIB).

La cuenta corriente se conforma por la balanza comercial, la cuenta de servicios y rentas, y las transferencias unilaterales, recursos enviados por brasileños que viven fuera del país.

En tanto, la inversión extranjera directa en el mes fue de US$3.000 millones, en línea con lo pronosticado.

En abril el superávit alcanzó US$620 millones en sus cuentas corrientes, siendo el tercer saldo positivo mensual consecutivo.