Brasilia. Brasil registró en enero un superávit presupuestario primario récord para un primer mes del año, reflejando los esfuerzos del gobierno por contener el gasto público y ayudar así a que el Banco Central pueda bajar las tasas de interés.

El superávit primario, que excluye el pago de los intereses de la deuda, fue de 26.016 millones de reales (US$15.300 millones) en enero, el mejor resultado para un primer mes del año desde que comenzó la actual serie estadística en 2001, dijo este miércoles el Banco Central.

En los doce meses a enero, el superávit primario fue equivalente a 3,3% del Producto Interno Bruto, por encima del 3,11% de diciembre.

Brasil registró además un superávit presupuestario nominal, que toma en cuenta los pagos de intereses, de 6.355 millones de reales, un contraste con el déficit de 18.640 millones informado para diciembre.

Como porcentaje del PIB, el déficit nominal en los doce meses a enero se redujo a 2,41% desde el 2,61% de diciembre.

El ratio deuda-PIB se incrementó al 37,2% el mes pasado desde 36,5% en diciembre.

Las cifras publicadas este miércoles comprenden al sector público, incluyendo al gobierno federal, a los de los estados y a los municipios, así como a algunas compañías estatales.

El gobierno anunció hace dos semanas planes para congelar 55.000 millones de reales (US$32.000 millones) en gasto del presupuesto de este año, diciendo que esto permitiría que las tasas de interés siguieran bajando sin dañar el crecimiento económico.