Brasilia. El superávit presupuestario primario de Brasil en febrero superó en más del doble al del mismo mes del año anterior, que además coincidió con el anuncio del gobierno de fuertes recortes al presupuesto fiscal del 2011.

Brasil registró un superávit presupuestario primario consolidado de 7.913 millones de reales (US$4.900 millones) el mes pasado, que se compara con los 3.175 millones de reales (US$1.910) anotados en febrero del 2010, dijo este jueves el Banco Central.

El resultado fue un récord para el mes de febrero desde que el banco comenzó a registrar el dato de acuerdo al formato actual en el 2001.

Se esperaba que el gobierno reportara un superávit primario de 4.250 millones de reales, según la mediana de las previsiones de 12 analistas consultados por Reuters, cuyas estimaciones oscilaron entre 2.000 y 11.600 millones de reales.

El gobierno brasileño dijo en febrero que recortará el presupuesto del 2011 en alrededor de US$30.000 millones, mientras busca crear las condiciones para una menor inflación y así reducir las tasas de interés.

Un aumento del gasto gubernamental por parte del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva el año pasado, antes de la elección presidencial de octubre, presionó a las cuentas públicas del país.

El déficit presupuestario nominal fue de 11.202 millones de reales en febrero.

Analistas ven el superávit presupuestario primario como un indicador de la capacidad de un país de pagar su deuda.