Buenos Aires. El superávit presupuestario primario de Argentina se derrumbó en abril, con un crecimiento del gasto estatal a un ritmo superior al de los ingresos, pese a la asistencia del Banco Central y del sistema de la seguridad social, mostraron este miércoles datos oficiales.

El superávit presupuestario primario de Argentina se contrajo un fuerte 46,2% interanual en abril al totalizar 1.061,4 millones de pesos (US$237,4 millones), frente a un resultado positivo de 1.972,9 millones de pesos en el mismo mes del 2011, informó el Ministerio de Economía.

El resultado del superávit primario no incluye los pagos de deuda. El indicador es seguido de cerca por el mercado financiero, ya que representa una medida de la capacidad de un país para honrar sus compromisos financieros.

El resultado financiero, que sí contabiliza los pagos de deuda, registró en el cuarto mes del año un déficit de 1.863,3 millones de pesos, bien por encima del resultado financiero deficitario de 411,8 millones de pesos en abril del 2011.

El gasto estatal se incrementó en abril un 32% interanual, a 37.650,7 millones de pesos. El gasto estatal en marzo había crecido a un ritmo de 45% interanual. Los ingresos, en tanto, subieron a un ritmo del 25,6% interanual el mes pasado.

El Gobierno informó, además, que el superávit presupuestario primario acumuló en el primer cuatrimestre un saldo favorable de 3.229,9 millones de pesos. Ese resultado es un 52,6% menor respecto al primer cuatrimestre del año pasado.