El aumento tope de 25% en las tarifas del pasaje en las rutas nacionales, interurbanas y suburbanas del transporte público terrestre, vigente desde el lunes 2 de mayo, "diluye más el nuevo salario mínimo aprobado por el Ejecutivo, porque hace más extemporánea la relación entre el poder adquisitivo y el costo de la canasta básica", según señaló Froilán Barrios, presidente ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), en una mesa de análisis que se realizó la semana pasada en el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice Libertad).

El sindicalista recordó que a partir del primero de mayo los casi tres millones de empleados del sector formal que ganan salario mínimo recibirán Bs.F. 1.407,47 (US$327) al mes (15% más), que equivalen a Bs.F. 6 (US$1,39) adicionales cada día.

"Una persona que en abril ganaba salario mínimo y gastaba al menos Bs.F. 4 (Bs.F. 2 de ida y Bs.F. 2 de vuelta) al día en dos pasajes suburbanos, ahora deberá pagar 1 bolívar adicional, por lo que el aumento de sueldo para ella será de Bs.F. 5 diarios, que no le alcanzan ni para una empanada", ejemplificó Barrios.

En abril, el poder adquisitivo del ingreso familiar que utiliza el Cendas para sus cálculos (equivalente a dos salarios mínimos) sólo cubrió 36,9% de la canasta básica familiar, cuyo costo fue de Bs.F. 6.636,5. De ese monto, 9,3% se destinó al pago de servicios públicos básicos, que ese mes no subieron de precio, según el Cendas.

Barrios recordó que el creciente déficit del poder adquisitivo se debe a que en los últimos cuatro años la inflación acumulada supera el 100%.