Sao Paulo. El desempleo en Brasil cayó inesperadamente en abril a un mínimo histórico para ese mes, sentando un buen presagio para la marcha del consumo interno en medio de un fuerte crecimiento en la mayor economía de Latinoamérica.

La tasa de desempleo bajó a 7,3% en abril desde 7,6% en marzo, dijo este jueves el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). Se trató de la menor cifra para un cuarto mes del año desde que el Gobierno comenzó a registrar los datos bajo la actual metodología en 2002.

Se esperaba que la tasa de desocupación permaneciera estable en 7,6%, según la mediana de las previsiones de 20 economistas consultados por Reuters. Las estimaciones fluctuaron entre 7,3% y 7,8%.

El número de brasileños con trabajo subió 0,3% respecto a marzo, a 21,8 millones de personas, y saltó 4,3% en la comparación interanual, sostuvo el IBGE.

La cifra de personas que buscó trabajo y no consiguió encontrar uno cayó 4,4% en abril ante marzo, a 1,71 millones, y 16,4% respecto al mismo mes del año pasado.

Los salarios reales, a los que se les descuenta el efecto de la inflación, se mantuvieron prácticamente estables en la comparación mensual, a 1.424,10 reales (US$762) y subieron 2,3% en comparación con abril de 2009.