PARIS. La tasa de desempleo del país galo, cayó en el segundo trimestre del 2010, según datos mostrados este jueves, que dan un alivio al Gobierno en momentos en que enfrenta un amplio descontento por los planes de recortes presupuestarios y reformas al sistema de pensiones.

La oficina nacional de estadísticas (INSEE), dijo que la tasa trimestral de desempleo en todo el país, incluyendo los territorios de ultramar, cayó a un 9,7% en el segundo trimestre desde un 9,9% registrado en el primero.

El dato se conoce a una semana de las protestas nacionales contra los planes del Gobierno para reformar su endeudado sistema solidario de pensiones y ofrece cierta esperanza de que la confianza del consumidor pueda mejorar, enfriando el malestar social en el país.

Además de los temores por la reforma al sistema previsional, los consumidores se preparan también para una serie de recortes de presupuesto que se anunciarán más adelante este año y con los que el Gobierno busca ordenar sus debilitadas finanzas.

"No se puede negar que las cifras son de cierta forma positivas, y en cierta medida inesperadas", dijo Olivier Gasnier, economista de Societe Generale.

"Esto podría ayudar a impulsar la confianza del consumidor en los próximos meses", afirmó.

La segunda economía de la zona euro, es impulsada en gran medida por el gasto del consumidor y cualquier indicio de una mejoría es una señal positiva para el crecimiento.

La ministra de Economía, Christine Lagarde, ha dicho que espera que una recuperación en el mercado laboral y en las exportaciones impulse la expansión económica en el tercer y cuarto trimestre, tras alcanzar una tasa de crecimiento mayor de la esperada del 0,6% en los tres primeros meses del año.

Pero mientras que la tasa de cesantía en Francia continental cayó a un 9,3 por ciento en el segundo trimestre frente al 9,5% del período anterior, el desempleo sigue por sobre los niveles previos a la crisis del 8,0%.

El dato contrastó también con los informes recientes para Alemania, que mostraron una caída en la tasa de desocupación al 7,6% en agosto, su menor nivel desde noviembre del 2008.

El informe mostró que la proporción de trabajadores en contrato a plazo fijo subió durante el período a un 6,6%, desde el 6,4% de los tres primeros meses del año, mientras que la tasa de contratos permanentes cayó a un 49%, desde el 49,3% en el primer trimestre.

INSEE dijo que un total de 3,3 millones de personas en Francia estaban en busca de empleo.

Francia no elabora un informe de desempleo mensual. Sin embargo, los últimos datos de la oficina de estadísticas de la Unión Europea mostraron que la cesantía en el país se mantuvo sin cambios en un 10% durante julio.