Bruselas. El número de personas con trabajo en la zona euro cayó nuevamente en los últimos tres meses del 2011 respecto al trimestre anterior, mientras que los costos laborales subieron, en una muestra de las dificultades de Europa para llevar a cabo una recuperación en el empleo al estilo de Estados Unidos.

La ocupación en las 17 naciones que comparten el euro se contrajo un 0,2% intertrimestral, dijo este jueves la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

El tamaño de la población que trabaja se redujo en la misma proporción en el tercer trimestre respecto del segundo, producto del devastador impacto económico de la crisis de deuda soberana del bloque.

Tales cifras contrastan con Estados Unidos, donde las nóminas no agrícolas registraron en febrero su tercer mes consecutivo de creación de más de 200.000 empleos, dando cuenta de una recuperación más fuerte ante el impacto global de la crisis de deuda.

En la zona euro, los costos laborales por hora se elevaron un 2,8% en el cuarto trimestre respecto a igual periodo del año anterior, al trepar un 3,3% en la industria, dijo Eurostat, en una señal de las dificultades de Europa para elevar la productividad y la competitividad.

La zona euro, con excepción de Alemania, se dio generosas alzas salariales en la última década en medio del sólido crecimiento económico que siguió a la introducción del euro, y eso ahora está pasando la cuenta en términos de competitividad.

El costo del trabajo ha crecido desde el 2011 en cerca del 12 por ciento en la UE en general y en casi un 18% en la zona euro, mostraron datos de Eurostat.