El temor a una retirada masiva de fondos crece en Grecia, en medio de la crisis económica y política que azota al país, indicaron desde el propio banco central.

En los últimos días ya fueron retirados unos 700 millones de euros y la situación podría empeorar, algo sobre lo que el titular de la entidad, Georg Provopoulos, alertó al jefe de Estado, Karolos Papoulias.

Provopolus le dijo al presidente que existe un fuerte temor que puede transformarse en pánico en cualquier momento, indicó la agencia de noticias DPA.

El martes fracasó el último intento por formar gobierno, tras las elecciones del 6 de mayo.

Papoulias había propuesto un gabinete de tecnócratas, pero la idea no recibió el apoyo de los partidos, por lo que el país tendrá que volver a votar en junio.

Si ganan los partidos radicales que rechazan el paquete de ajuste impuesto por la Unión Europea (UE), los fondos podrían dejar de llegar al país y por tanto podría entrar en bancarrota.

Grecia también podría salir del euro, y Papoulias ha alertado en este contexto sobre el peligro de una "tragedia nacional".