Río de Janeiro. El presidente de Brasil, Michel Temer, reiteró la necesidad de aprobar la reforma del sistema de pensiones en el país y alertó que el actual sistema es  "insostenible"  para las cuentas públicas.

En una entrevista concedida este martes a la televisión Bandeirantes, Temer dijo que la principal preocupación del gobierno ahora "está en la urgente tarea de arreglar la Seguridad Social. El actual sistema es socialmente injusto y financieramente insostenible. Es socialmente injusto porque transfiere recursos de quien tiene menos a quien necesita menos, concentrando renta. Es financieramente insostenible porque las cuentas no cierran, colocando en riesgo las jubilaciones de hoy y de mañana".

El mandatario brasileño recordó que el año pasado, la Seguridad Social registró un déficit récord de unos US$83.000 millones, lo que supuso un incremento del 18,47% en comparación con el año anterior.

"La sociedad brasileña se muestra cada vez más consciente de que la reforma es asunto clave para el futuro de Brasil. La reforma combate desigualdades, protege a los más pobres. Responde a la nueva realidad demográfica de nuestro país y le da sostenilidad al sistema de pensiones" , comentó Temer.

El mandatario dijo que en los últimos días, la lista de diputados favorables a la reforma  "está aumentando"  y se mostró convencido de que logrará el apoyo necesario.

El gobierno brasileño intenta desde hace meses llevar al plenario de la Cámara Baja la votación de la reforma, aunque al no tener garantizados los 308 votos necesarios para aprobarla, decidió aplazar de noviembre a febrero la votación.

El mandatario dijo que en los últimos días, la lista de diputados favorables a la reforma  "está aumentando"  y se mostró convencido de que logrará el apoyo necesario.

Temer dijo que el gobierno se plantea ceder en algunos puntos con el fin de lograr los votos necesarios para aprobar el proyecto, considerado clave para las finanzas públicas brasileñas.

Señaló que el gobierno está pensando en los jubilados, en aquellos que se van a jubilar y en los funcionarios públicos, para que no ocurra lo que está sucediendo en muchos estados brasileños.

"En muchos estados, no hay pago de jubilados, de funcionarios públicos, hay retrasos de los más variados. Lo que estamos haciendo es evitar que eso suceda en muy poco tiempo", finalizó.