El violento sismo seguido de tsunami en Japón, tercera economía mundial, golpeaba este viernes a los mercados de valores, ya afectados en Europa por los problemas sobre las deudas de los países mas frágiles de la zona euro.

"Tres factores están pesando en los mercados: el sismo en Japón, la degradación de la nota soberana de España por Moody's el jueves y los persistentes problemas en países musulmanes y las amenazas que generan al suministro de petróleo", comentó la analista Kathleen Brooks, en el sitio Forex.com.

Los mercados asiáticos cayeron a poco de conocerse las primeras noticias del terremoto. Tokio perdió 1,72% y Hong Kong 1,55% mientras en Nueva Zelanda --país afectado por otro sismo el mes pasado que dejó mas de 200 muertos-- la bolsa caía 1,17%.

En Europa, mediadas las sesiones, la bolsa de Londres perdía 0,53%, igual que Francfort (-1,09%) y Paris (-1,02%).

Las bolsas estadounidenses aún no abren, pero los futuros de los principales índices se encuentran en rojo.

Tras el sismo, las mayores pérdidas en los mercados bursátiles eran para las acciones de las principales compañías de seguros y reaseguros europeas. Muchas de estas compañías ya tuvieron que asumir elevados costes tras el sismo de Nueva Zelanda.

Según JPMorgan Cazenove, el coste vinculado al sismo en Japón podría situarse entre 1.000 y 2.000 millones de dólares solamente para los reaseguradores europeos, aunque se trata de una estimación "muy preliminar".

El coste del terremoto en Nueva Zelanda para los reaseguradores podría oscilar en 2.730 y 6.300 millones de euros (US$3.700 millones a US$8.400 millones).

Para JPMorgan Cazenove, el coste del sismo en Japón "ne debería ser tan elevado" como el que devastó el 22 de febrero Christchurch, segunda ciudad de Nueva Zelanda, en la medida en que el epicentro se ubicó frente a las costas japonesas, a casi 400 km de Tokio y en profundidad. Sin embargo, "las pérdidas serán sin duda producidas por el tsunami", añadió.

En el mercado de divisas, el yen cayó a US$83,30, su menor nivel en dos semanas y media, pero luego la divisa japonesa se recuperó.

En fin, los precios del petróleo caían el viernes durante la sesión de intercambios europeos, ya que el sismo en Japón podría haber afectado las infraestructuras de refinado en un país que es el tercer consumidor mundial de crudo. Ello podría afectar las importantes importaciones japonesas de crudo.