Santiago. El fuerte terremoto que afectó a Chile a fines de febrero reducirá la producción industrial de 2010 a una tasa de crecimiento de sólo entre 1,5% y 2,5%, señaló este jueves la Sociedad de Fomento Fabril, o Sofofa, del país.

El sismo de 8,8 grados de magnitud Richter afectó seriamente a las regiones del Bío Bío y del Maule, en la zona centro y sur de Chile, área que representa 25% del producto interno bruto industrial, según la entidad.

El sector vitivinícola, que tiene la mayor parte de sus viñas y centros de producción en esas regiones, perdió cerca de 125 millones de litros de producción, o US$250 millones, señaló Javier Vega, coordinador del departamento de estudios de la Sofofa.

Los productores chilenos de celulosa y papel también estuvieron entre los más afectados, ya que la mayor parte de sus centros de producción se ubica cerca de Concepción, epicentro del terremoto. Prácticamente la totalidad de las exportaciones de celulosa pasa por los puertos de la vecina ciudad de Talcahuano, azotada por el tsunami. La mayor parte de la producción de celulosa se detuvo en marzo y, actualmente, alrededor de 20% de la capacidad no está operando.

La refinación petrolera, que representa 11,6% del valor agregado de la producción industrial, se redujo a la mitad luego que las operaciones de la refinería Bío Bío de la estatal Empresa Nacional del Petróleo, o Enap, fueran paralizadas por el sismo. La refinería no reanudará sus operaciones hasta junio.

Antes del terremoto, a fines de 2009 y principios de este año, la producción industrial se había recuperado luego de la crisis financiera y se esperaba que creciera 5,5% este año. De acuerdo con Vega, de Sofofa, el temblor redujo entre tres y cuatro puntos porcentuales esa proyección.

La producción industrial minera y agrícola, que representa una parte importante de la economía chilena, no está incluida en los datos del sector comercial.